Alberto Ramón Querales Montes.

Ramón Querales. Cronista del Municipio Iribarren del Estado Lara.

Venezolano, Nació en Matatere, caserío de la Parroquia “Aguedo Felipe Alvarado”, Municipio Iribarren, Edo. Lara, el 4 de Mayo de 1937.

Reside en Barquisimeto, capital de su estado nativo donde se desempeña como Cronista Oficial del Municipio Iribarren.

Hizo estudios de educación primaria en instituciones rurales* y urbanas del Estado Lara, secundaria en el Liceo “Lisandro Alvarado” de Barquisimeto e inicio estudios universitarios en la ULA los cuales no concluyo.

Como trabajador cultural e investigador de las expresiones culturales larenses, principalmente las literarias, se desempeño por varios años como investigador en el centro de Estudios Latinoamericanos “Rómulo Gallegos”, La Universidad Centro Occidental “Lisandro Alvarado”, Fundacultura, Congreso Nacional, Biblioteca Nacional y Academia Nacional de la Historia.

Ha colaborado con innumerables publicaciones periódicas del estado Lara, de Caracas y España. Ha fundado y redactado varias revistas y periódicos.

Ha participado como miembro de numerosos jurados literarios venezolanos.

Ha recibido cinco premiaciones nacionales de poesía y una estatal así como el Premio de Literatura “Antonio Arraiz”, mención ensayo, que otorga el Municipio Iribarren.
Su obra publicada consta de más de sesenta títulos entre poema-

En la fotografia este par de muchachones en Siquisique. A la Izq. Ramon Querales, actualmente s presidente de la Asoc. de Cronistas del Estado Lara, acompañado del Prof. Anselmo Castillo, presidente de la Asociacion de cronistas de Venezuela.
rios, (Aguas Negras, Exiliado del Alba, La Guaroa, Habitación del Olvido, entre otros), ensayos, antologías, trabajos bibliohemerograficos y de historia municipal.

Es socio correspondiente en el Estado Lara de la Academia Nacional de la Historia y desde hace trece (13) años se desempeña como cronista del Municipio Iribarren: con tal cargo ha contribuido a la fundación de la Asociación de Cronistas Municipales de la Región Centro Occidental; fue miembro de la Junta Directiva Nacional de dicha Asociación como su Secretario Nacional de Organización. (1995-1996) y Presidente desde 1997 a 1999.

Miembro del Consejo Consultivo Nacional de la Casa de Las Letras “Andrés Bello”.

Coordinador del Comité Consultivo para la Celebración de los 450 años de Barquisimeto.

*Estudio parte de la primaria en la Escuela “Pío Tamayo” de Aguada Grande.


A continuacion insertamos un escrito publicado en el Diario "El Impulso" por el Poeta Ramon Querales; Articulo que publico con motivo de celebrarse la visita de una comicion de la Asamblea Nacional al "Cerro de Moroturo", asentamiento actual de la tradicion ayaman y el ancestral Baile de lasTuras.


Reunión de ayamanes en Moroturo, pero el 23 de julio

Tal como estaba previsto, vino una comisión de la Asamblea Nacional a los preparativos de la reunión en Cerro Moroturo y, de acuerdo, con los habitantes de aquel lugar, se acordó aplazar el encuentro para el sábado 23 de julio.

Así que todos cuantos estaban convocados para el miércoles 20 de julio, con mis disculpas personales, les invito a no faltar a la reunión del sábado 23.

Sigue planteada la misma agenda: censo preliminar de los habitantes de la región ayamán, con lo cual se determinará el número de seres humanos que forman la actual población ayamán, y no importando con qué lugares distintos se encuentran los diferentes grupos, en Lara o en Falcón, son parte de un solo conglomerado étnico muy particular, con su propio territorio, ocupado por lo menos durante 20.000 años, con un idioma completo que, no obstante carecer de hablantes, en buena parte existe rescatable y con posibilidad de ser reconstruido; con un hábitat grande en posibilidades y recursos como pocos; gente laboriosa, disciplinada, leal, valiente y entusiasta para oponerse y vencer las adversidades. Para la realización de este censo será invitado el Instituto Nacional de Estadística.

Otro punto a cumplir, será el de la cedulación aborigen para lo cual se invitó a los técnicos de ONI-DEX; y, claro está, el punto clave de la reunión, será el echar las bases o líneas preliminares del territorio y hábitat ayamán, según lo prueban la documentación histórica, la investigación arqueológica, los elementos étnicos y antropológicos y, muy importante, al toponimia ancestral que marca la presencia prolongada y extensa de los ayamanes en aquellos territorios ocupados hoy en parte por Falcón (los municipios Sucre, Federación, Democracia y Unión), en parte por Lara: todo el municipio Urdaneta y la parte norte de los municipios Torres, Iribarren y Crespo.

Como lo demostró el experto en lenguas indígenas, profesor Renato Agagliate, en su trabajo, "La patria de los Ayamanes", en la lengua de los ayamanes existe una partícula locativa, el sufijo ye (escrito también como y, lle, ya, lla) presente en numerosos topónimos ubicados por Agagliate, en los siguientes lugares de Falcón y Lara:

1. En el estado Falcón, Botoy o Bobay, vecindario de Churuguara; Capria, quebrada y hato del sur de Santa Cruz de Bucaral; Curucucuy, lugar al sur de Santa Cruz de Bucaral; Maguay, quebrada y caserío al este de Pecaya; Mororoy, caserío al norte de Macuere y sur de Churuguara; Nafia, caserío a orillas del río Pedregal; y cerro al noreste de Churuguara; Orotoy, sitio de Pecaya; Paraguay, hacienda al este de Santa Cruz de Bucaral; Paraguay, lugar en el municipio Mauroa; Paraparoy, río afluente del Tocuyo medio, sur de Santa Cruz de Bucaral; Parapoy, lugar en la parroquia Mapararí; Pararille, lugar al suroeste de Churuguara; El Paray, caserío al norte de Santa Cruz de Bucaral; Parusia, caserío cerca de Churuguara; Pecaya, población y río del municipio Sucre; Peracay, quebrada al oeste de Pecaya; Poropoy, aldea del municipio Federación; Sororoy, cerro al oeste de Pecaya; Suruy, caserío al oeste de Churuguara; Tamai, posible nombre indígena del río Pedregal; Tapacuy, lugar cerca de Mapararí; Taparuy, caserío a orillas del río Pecaya; Toroy, caserío en Pecaya.

2. En el estado Lara: a) en el municipio Urdaneta: Bariquía, quebrada y lugar al este de Siquisique; Bocoy, sitio al norte de Siquisique; Camimuye, caserío en la parroquia San Miguel, municipio Urdaneta; Copaya, río al suroeste y caserío al oeste de Siquisique; Copaya, quebrada al este de Moroturo; Cuerille, caserío de la parroquia Moroturo; Espinuy, quebrada al sur de Siquisique; Fruye, nombre antiguo de Siquisique; Guamuy, quebrada y caserío al sur de Siquisique; Lipuye, quebrada en la parroquia San Miguel; Lipuye, caserío de Moroturo; Orocaye, Orocay u Orocayes, vecindario de la parroquia Siquisique; Orogia, sitio del municipio Urdaneta; Orogueye, caserío al oeste de Aguada Grande; Paraguay, quebrada al noreste de Santa Inés, municipio Urdaneta; La Siyoya, loma al sur de Siquisique; Topey, cerro al oeste de Baragua; Topeyes, caserío al noroeste de Siquisique; La Turiquía, caserío de la parroquia San Miguel.

b) Municipio Torres: Bajay, quebrada al norte de Río Tocuyo; Camay, lugar y quebrada al noroeste de Ríotocuyo; Camay, caserío al noroeste de Carora; El Cegay, caserío al norte de Aregue; Collar, quebrada al norte de Carora; Mabuy y/o Mabuye, quebrada al sureste de San Pablo; Nigoy, vecindario en la parroquia Camacaro, Paraguay, quebrada al suroeste de San Francisco; Urujuy, quebrada al norte de Carora; y,

c) Municipio Iribarren: Foroy, lugar al norte de Barquisimeto; Mabuy y/o Mabuye, lugar cerca de Barquisimeto; Toroy, caserío y zanjón al norte de Barquisimeto, noroeste de Tamaca.

Todos estos topónimos y muchos otros que la investigación irá descubriendo, son marcas milenarias del territorio que perteneció a los ayamanes y el hábitat de que disfrutaron siglos tras siglos, de los cuales fueron despojados a partir del siglo XVI con la presencia de los invasores, españoles y en el siglo XIX, ya establecida la República y que, con la demarcación legal que deberá hacerse, empezando el 23 de julio en Cerro Moroturo, más temprano que tarde, recuperará el pueblo ayamán.

Á no faltar: el 23 de julio es la cita con nuestra historia!

Addenda Luctuosa: el martes de la pasada semana murió la madre de nuestro amigo Cristóbal Kossowski a quien hacemos llegar, así como al resto de su familia, nuestra más expresiva palabra de condolencia aunque, por experiencia sabemos que ese terrible vacío insondable que deja la madre muerta, no consigue palabras ni manifestaciones de dolor para llenarlo. Sólo el tiempo, Cristóba, tal vez traiga a tu corazón un leve consuelo. Así lo deseo.

Esta es la ocasión en que hicimos un viaje siguiendo parte del itinerario de la Ruta de Nicolás de Federmann, en estas andanzas anduvimos en compañía del "Poeta" Ramon Querales, el aguadense Licenciado Douglas López, Director de la Revista “Urdaneta en Magazine” y con la gente de Promar Televisión, Entre ellos el Dr. Cristopher Kossowski y el amigo Julio Cesar Caripá, moderadores del exelente programa "Ambiente y Conservacion" dedicado a la region Centro Occidental.

En este recorrido, que fue grabado para la Televisión, dejamos la Ruta de Federmann y nos fuimos a la zona de Baragua, donde visitamos entre otros, en el caserío Caritá al Sr. Diego Rafael Crespo, "el barrilero" , también anduvimos a que la Sra. Prisca Carrasco, que hace las hamacas de Dispopo en el caserío Sicúa.

Este encuentro nos sirvió para intercambiar muchas ideas, y aprender algunas cosas de las investigaciones de nuestro amigo, el Cronista de Iribarren, Ramón Querales; En esta ocasion la oportunidad fue muy provechosa para recabar información importante y muy valiosa, que les estaremos llevando a través de

En esta fotografia El Poeta Ramon Querales en mi compañia, disfrutando del paisaje agreste en Carità, caserio adyacente a Baragua en la P Xaguas
los diversos apartes de esta página Web.


Parte de un trabajo e investigacion del poeta Ramon Querales, sobre la etnia indigena de los Gayones.

Introducción

Buena parte de los próximos artículos en esta columna los dedicaremos a ubicar el territorio que ocupaban los pueblos indígenas originarios en lo que es hoy el Estado Lara y cómo dichos territorios diferían de los espacios convencionales establecidos en la actual división político territorial.

Al final, posiblemente hagamos algunas propuestas en relación con la antigua nomenclatura territorial étnica de los Estados venezolanos del centro-occidente del país.

Como Santa Rosa, Bobare y Duaca son pueblos en cuyo poblamiento fundacional quienes participaron fueron los gayones (ayamanes, gayones y jirajaras en el último) se ha establecido como creencia generalizada que los territorios que ocuparon dichos pueblos habrían pertenecido desde siempre a esta importante y legendaria etnia.

Para mostrar lo contrario basta conocer algunas fechas que, debidamente documentadas, nos informan con exactitud cuándo, cómo y de dónde llegaron a los lugares mencionados los grupos humanos que se establecieron, o más bien fueron obligados a poblarse lejos de sus tierras naturales, ya en tiempos bastante avanzados de la colonización española.

Inicialmente con indios gayones se fundó el pueblo Santo Tomás de la Calera , en el valle del río Auro y del mismo se encargaron, en 1671, los Padres Capuchinos quienes dos años después decidieron trasladarlo a un cerrito situado al norte del río Barquisimeto y a media legua de Nueva Segovia, ubicada esta población en Samurubana.

Este traslado se llevó a cabo por autorización del Obispo González de Acuña y del Gobernador Orejón Gastón, según lo informa el Dr. Ambrosio Perera en su libro Organización de Pueblos Antiguos de Venezuela, Madrid 1964, tomo II, p-50.

Es decir lo gayones de Santa Rosa no eran nativos de este lugar sino que fueron traídos, en 1673, desde sus tierras llaneras del río Acarigua y su presencia, inmediatamente causó honda preocupación a los habitantes de Barquisimeto pues los indios, sometidos en aquella inhóspita región a condiciones verdaderamente inhumanas, sin tierras laborables, sin agua ni lugares de caza o pesca a las que estaban acostumbrados ancestralmente en sus habitats llaneros, rudamente compelidos a trabajar para los españoles en sus haciendas, hatos y labranzas los llevó a reaccionar como es natural, contra los atropellos, huyendo del caserío donde se les obligaba a toda suerte de padecimientos y para mantenerse atacan las nacientes posesiones españolas en busca de alimentos que toman a la fuerza y llevan a sus ocultos poblados en los montes circunvecinos.

Poseemos un expediente con detalles al respecto el cual se formó con las diligencias judiciales practicadas por el Alférez Francisco Vásquez Calderón procurador general de la ciudad, en veinte y siete días del mes de agosto de 1680.

Hasta 1696 dirigen los Capuchinos el pueblo de Santa Rosa pero este año se encargó del mismo el Padre Bartolomé José de Salazar y Ruiz quien cumplió una destacada labor imponiendo la doctrina cristiana e intentando aquietar los ánimos rebeldes de los gayones lo que, según Perera, pudiera haber logrado, después de siete años de intensos trabajos catequistas, hacia 1703.

“Siete años de trabajos, de lucha, de sacrificios llevados con heróica paciencia había empleado el Padre Salazar en su labor pacificadora”, dice Perera (Id., p. 68)

No todos los gayones fugitivos de Santa Rosa, volvieron al pueblo bajo la firme dirección del Padre Salazar.

Fray Marcelino de San Vicente fundó en 1706, con muchos de estos indios que logró sacar de los montes, el llamado Apostolado de Algarí el cual duró poco pues los indios allí poblados volvieron a fugarse siendo con estos mismos fugitivos que posteriormente se fundó Bobare: “…fue escogido –dice Perera, op. cit., p. 80– el Padre Fray Salvador de Cádiz quien, Capitular de la ciudad, recorrió los montes en que habitaban los gayones y logró reducir gran parte de ellos. Fundóse de este modo un pueblo de misión que recibió el título de Nuestra Señora de Guadalupe de Bobare. En cuanto al año de la fundación, no están de acuerdo los informes. Parece lo más cierto que la expedición de que hemos hablado se inició en el año 1732 y que la fundación del pueblo se realizó a fines de este año o al principio del siguiente”.

Pero, sin importar esto último lo que interesa es verificar que Bobare se fundó ya bastante avanzado el siglo XVIII, con indios de Santa Rosa y Algarí, indios que conocemos como traídos del llano, de Santo Tomás de la Calera , donde estaban sus poblaciones originarias.

Duaca es uno de los pueblos fundados por iniciativa del Gobernador Francisco de la Hoz Berríos en 1620.

Para habitarlo se escogieron indios de por lo menos tres etnias distintas: ayamanes nativos de la zona porque Duaca es el extremo suroriental del territorio ocupado por esta etnia en el siglo XVI; gayones traídos de encomiendas llaneras y jirajaras de Nirgua donde también estos indígenas sostenían una larga y heróica resistencia contra los españoles.

Lo que deseamos acentuar en este artículo es que para el siglo XVI, concretamente para 1530, cuando el welser Nicolás Federmann vino de Coro en una sangrienta expedición que atravesó los territorios de Falcón, Lara, Portuguesa y Cojedes, al norte de la actual ciudad de Barquisimeto y al sur de la sierra falconiana, no vivían pueblos de la etnia gayón y que a Duaca los trajeron en 1620; a Santa Rosa en 1673; a Algarí en 1706, y a Bobare a finales de 1732 o principios de 1733.

Una incorrecta lectura de la Historia Indiana , la relación que de su viaje hizo Federmann, ha llevado a los historiadores a sostener otra cosa distinta y creer, por ejemplo, que la región de Río Tocuyo (el pueblo así llamado en el Municipio Torres) sería gayón, igual que Aregue y otros pueblos al suroeste de Siquisique y norte de la quebrada Las Guardias lo que no es cierto porque es precisamente esta quebrada afluente de la represa de Atarigua, el límite suroeste del territorio ayamán en el Estado Lara.

Los gayones, como lo veremos en próximos artículos, ocupaban tierras del Estado Portuguesa, zona alta del río Tocuyo y parte del territorio perteneciente a los Municipios Jimenes y Torres.

Correo de Ramon Querales, caminitoqueundia@hotmail.com

PARA VER TRABAJO COMPLETO SOBRE LOS GALLONES PULSE AQUI