El río Tocuyo nace en el páramo de Cendé a 3.585 msnm. en la Sierra de "Jabon" y "las Rosas") en los límites con el estado Trujillo, forma parte de la hoya del mar Caribe y es el principal río del Estado Lara, al que prácticamente atraviesa completamente de suroeste a noreste. En su recorrido, para desembocar en el mar Caribe recorre unos 332 kms aproximadamente, regando a su paso por el territorio larense unos 220 kilometros. Esta cuenca abastece de agua a quince municipios de los estados Lara, Falcón y Trujillo.

A los 50 km. de su nacimiento pasa al oeste de la ciudad del Tocuyo, al que le dio su nombre; mas abajo le cae el rio Curarigua; a 60 kilometros de su nacimiento le cae el rio Morere, (rio de Carora), al este del pueblo de Rio Tocuyo; a 100 kms de curso, le cae el rio Baragua (riecito), al sur del pueblo de Siquisique, donde cambia la direccion al noroeste; 35 kilometros mas abajo le cae el rio "Tuy", en los valles de Moroturo, rio que nace al sur de este caserio en las inmediaciones de Bobare; sigue su recorrido lindando con el Estado Falcon, hasta la confluencia de la quebrada Cararapa, donde deja de recorrer el territorio del Estado Lara, de alli prosigue 112 kilometros llamandose "Rio de los Remedios", entre los estados Falcon y Yaracuy, donde le caen 6 rios mas denominados "Guaidiana", "Alurima", Guaca", "San Fernando", "Agua Clara" y "Chiquichique", yendo a desembocar en el mar Caribe, al sur de Chichiriviche.

En lo que respecta al Municipio Urdaneta, el Río Tocuyo lo atraviesa por unos 100 km aproximadamente desde el sur-oeste hasta el nor-este, hace su recorrido por nuestro municipio bañando en su recorrido varias miles de hectáreas; el cual empieza por el sitio Quivaruco del caserio Corobore, que recorre; pasa entre los caserios Guamuy, Bariquia, El Mamon, Rio Abajo, partes bajas de los caserios Topeyes, La Venta, El Jusal, Zazarida, Canillones, El Rosario, y Moroturo. aunque desgraciadamente su caudal disminuye cada día que pasa debido a factores que perturban su habitad, principalmente la contaminación, este rio otrora caudaloso y navegable se encuentra hoy dia yaciente en su ocaso, debido a la tala y la quema indiscriminada a todo lo largo de su recorrido y lo mas grave aun, también en sus cabeceras o nacimientos. Todavia sus habitantes recuerdan cuando en los primeros meses de 1926 se seco su cause completamente.
El rio Tocuyo tambien representa un gran potencial turistico para este municipio, aunque hasta los momentos las autoridades municipales no han desarroyado una politica coherente en este aspecto.

Que distinto fue anteriormente cuando se hizo un proyecto para canalizarlo, como se evidancia en un contrato firmado entre la Diputacion Provincial y Manuel Gomez el 10 de octubre de 1843 segun consta en la oficina Principal de Registro en Barquisimeto para hacerlo navegable en gran parte de su recorrido, ya que hasta el año 1910 venian embarcaciones hasta "El Salto". Llamabase asi un peñasco donde se unian dos cerros de Falcon y Lara, todavia en limites con Urdaneta, formandose en revalse de las aguas una grandisima cascada que imposibiltaba el paso de embarcaciones y tambien de los peces de gran tamaño. La Prueba de ello es el barco de vapor que desenterro una creciente de este rio en el año 2003, en el sitio conocido por la voceria popular como "playa el vapor", lo cual confirmó la leyenda de un barco que habia naufragado en este sitio.

En un libro antiguo sacamos este párrafo que tratataba sobre la hidrografía de la zona anteriormente.

Los ríos que circulan en la jurisdicción ya yendo, ya juntos, aunque pudieran ser navegables, lo impide un gran "Salto", que queda abajo de Siquisique; pero de allí para abajo limpiándose de los grandes arboles caídos en una y otra rivera pueden navegarse hasta el mar, en el que desaguan en jurisdicción de Coro, en un pueblo nombrado de Rio Tocuyo. Son vadeables en parajes señalados por ser antes de unirse: El Carora, sumamente barrancoso y hondo, y el Rio Tocuyo sigue su curso por entre grandísimos peñascos; El de Sirarigua (Baragua) se vadea en todas partes y tiempo, pues sus crecientes pasan breves.

De el Salto para abajo pueden nadar fácilmente canoas con 15 o 20 cargas. Los frutos que pueden bajar al mar desde el Salto abajo, son cacao y tabaco que produce Moroturo, que es paraje cómodo e inmediato al rio; de la misma manera las maderas de cedro que los hay allí tan robustos, que en algunos caben 6 hacheros sin estorbarse. (Escrito en Carora por Joseph de Tarbe el 20 de mayo de 1768).
Entre la problematica que afecta a esta cuenca recopilamos de varias fuentes la siguiente informacion:

El uso inadecuado de las tierras es uno de los problemas que aqueja a esta cuenca, en vista de que los sedimentos son arrastrados hacia el río, reduciendo la vida útil de los embalses Dos Cerritos y Atarigua , ubicados en el Estado Lara. Recordó Lau que estos embalses tienen una vida útil de 100 años, pero con el proceso de degradación de la cuenca y del río su utilidad se está reduciendo a 40 años.

Por esta razón se creó la Comisión Inter-institucional de la Hoya de Río Tocuyo para evitar que esta cuenca se siga deteriorando, mejorar sus condiciones, lograr la recuperación de su caudal y establecer medidas que impidan el deterioro de la cuenca alta de La Hoya.

La Hoya del río Tocuyo es el ecosistema hidrográfico más importante y más antiguamente poblado de la Región Centro Occidental de Venezuela, toda vez que, al tratarse de un río alóctono -que transporta aguas desde ambientes húmedos hacia ambientes secos- de las aguas captadas en las vertientes altas del sur, de substrato edafogeológico permeable y carácter excedentario, las traslada desde allí, para abastecer los territorios deficitarios en humedad de las vertientes semiáridas de mitad norte del estado Lara y parte del estado Falcón.

Estas aguas han sido aprovechadas por los habitantes que pueblan su ámbito desde hace varias centurias; durante las últimas cinco décadas se ha incorporado la población extra-hoya de la ciudad de Barquisimeto. Este sistema social, que ha ocupado esta hoya, usado sus aguas y aprovechado todos los recursos existentes en ella, se ha preocupado poco por mantener su calidad, asegurar la permanencia y regularidad de las aguas del río-eje ni de sus tributarios; muy por el contrario, ha venido agrediendo las vertientes, removiendo su cobertura protectora, labrando sus suelos para usos agrícolas y pastoreo en amplias extensiones de terreno, promoviendo graves procesos erosivos que no solamente empobrecen los suelos, sino que los sedimentos acarreados han disminuido la capacidad de los lechos para el drenaje, lo que se manifiesta en crisis de desbordamiento, inundaciones en las tierras bajas y el enturbiamiento de las aguas adyacentes a su desembocadura en las costas del Mar Caribe. Esto ha venido ocurriendo a lo largo de la última centuria, agravándose progresivamente hasta la actualidad, cuando la situación se ha hecho grave, con tendencia a lo crítico.

En Venezuela, a pesar de que el país cuenta con una serie de instrumentos legales para enfrentar situaciones como las que se plantean, las autoridades -nacionales, regionales y locales carecen de políticas para aplicarlas y la Sociedad Civil de iniciativas para exigirlas, razón por la cual el deterioro de esta hoya se hace cada vez más evidente.

En virtud de esta situación, la Universidad Yacambú, en su carácter de institución ambientalista decidió auspiciar un estudio de la situación, incluido dentro de la Línea de Investigación en Ecosistemas Hidrográficos, con el objeto de recabar el acervo informativo necesario, como base para la proposición de políticas, medidas y acciones conducentes a la recuperación de la calidad ambiental de esta hoya.

La iniciativa de la UNY coincidió con el interés de una serie de instituciones públicas y privadas interesadas en el mismo tema, con las cuales, de común acuerdo, se decidió la organización de la Comisión Interinstitucional para la Conservación de la Hoya del Río Tocuyo (CICHRT), con el objeto de unir esfuerzos para el levantamiento, análisis e interpretación de la información necesaria para la proposición de medidas para el manejo integral de esta unidad hidrográfica.

Dicha comisión hasta ahora ha contado con la participación de:

• Alcaldía del Municipio Morán

* Cámara de Consultores de Centro Occidente

• CICARITO

* Comité de Enlace Regional Ambiental del Estado Lara (CERA-LARA)

* Decanato de Agronomía – UCLA

• Defensoría del Pueblo del Estado Lara

* Dirección de Desarrollo Económico – Gobernación del Estado Lara

* Federación Campesina del Estado Lara

• Federación de Integración Vecinal (Carora)

* Fundación Francisco Tamayo

* Fundación para el Desarrollo de la RCO de Venezuela (FUDECO)

• HIDROLARA

* Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA-Lara)

• Instituto Nacional de Parques (INPARQUES)

* INVEUNY - Universidad Yacambú

• INVILARA

* Junta Ambientalista Municipal Autónoma de Iribarren (JAMAI)

• Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARN-Lara)

* Ministerio de Agricultura y Tierra (MAT)

• PROINLARA / FUNDASAB

• Sistema Hidráulico Río Tocuyo (SHRT)* Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez

La Hoya del río Tocuyo es el principal ecosistema hidrográfico de la región centro occidental de Venezuela, dado que de sus aguas se abastece más de la mitad de las necesidades y actividades de su población, alrededor de uno y medio millón de habitantes. Su territorio estimado de 1.721.100 hectáreas, representa una proporción alrededor de la tercera parte del total regional.

Este universo adolece en la actualidad de graves problemas ambientales que afectan la mayor parte de su ámbito, una de cuyas más evidentes manifestaciones es el hecho de que, si bien el monto de las lluvias, repre-
sentativas de la etapa hidroatmosférica del hidrociclo de la hoya se ha mantenido, no ha ocurrido así con la regularidad del escurrimiento que, durante el pasado mediato,el río eje mantenía una relación de cambios estacionales de volumen estimada de tres (lluvias) a uno (sequía) de aguas prístinas; hoy tal relación es de más de cien a uno, con una altísima carga de contaminantes sólidos y líquidos, lavados por el escurrimiento en las cuencas altas, lo que se traduce en desbordamientos en las tierras bajas, afectando incluso a los litorales y al mar, con todas las consecuencias que de ello se derivan, en todos los quince municipios ribereños que conforman los gobiernos locales con jurisdicción en su territorio. Esta investigación parte de varias hipótesis a dilucidar; la primera de ellas es que la ingente carga de contaminantes que el río eje (Tocuyo) recibe y transporta a todo lo largo de su curso, provenientes del proceso erosivo ocurrente en las tierras altas, como consecuencia del efecto convergente de la remoción de la cubierta vegetal protectora, la exposición y labrado del suelo superficial, todo ello causado por el avance de la frontera agrícola, principalmente para la instalación de cultivos hortícolas y pasturas, lo que se agrava con el uso de agrovenenos y otros químicos, aparte de los efectos de la minería y la expansión de las áreas pobladas, de todo lo cual hay evidencias notables, aunque no del todo evaluadas.

Todos estos hechos, además de comprometer el abastecimiento de aguas, hace disminuir la productividad de las tierras donde ocurre hasta el extremo de causar desertización, también causan problemas a las tierras bajas por inundaciones y a la actividad pesquera en los litorales.

Esta problemática, expuesta en forma resumida, es atribuible a un origen común: la improvisación, tanto en la presencia y actividad en sitios sensibles, frágiles, vulnerables, ejercida por la población ocupante, como en la ausencia de planificación y de políticas por parte del sector administrativo oficial nacional, regional y local. Sobre todo en estos últimos, los municipios, los cuales desconocen la realidad ambiental en sus jurisdicciones, a las cuales con esta investigación se espera ofrecerles suficientes argumentos y elementos de juicio para la concepción de una política de Conservación Ambiental común, como una referencia básica para la adopción de decisiones en torno a la administración y manejo coherente del segmento de la Hoya en sus jurisdicciones.

El territorio de la Hoya del Río Tocuyo se ha estimado en 1.720.000 hectáreas, extendidas desde las divisorias de las Estribaciones Andinas ubicadas en el extremo suroeste, hasta su desembocadura en el Mar Caribe, al extremo noreste. Esta extensión espacial está integrada a su vez por los territorios de cinco grandes subunidades determinadas por su posición geográfica y sus condiciones hidroambientales, de acuerdo al siguiente Cuadro.

 

VERTIENTES
SUPERFICIE
RIOS EJE
AMBIENTE
Alto Tocuyo
112.000 Ha
Alto Tocuyo
Húmedo
Tocuyo Occidental
342.000 Ha
Morere

Semiárido / Subhúmedo

Tocuyo Central
247.000 Ha
Curarigua, Las Raíces
Semiárido
Tocuyo Medio
726.000 Ha
Baragua-Urama-Tuy
Semiárido
Bajo Tocuyo
293.000 Ha
Araurima-Bajo Tocuyo
Subhúmedo

Fuentes: Universidad Yacambú (UNY) Instituto de Investigación y Postgrado (INVEPUNY) Análisis Estructural Preliminar de la Hoya del Río Tocuyo 2.003 (Material de Trabajo Sujeto a Revisión) Edilberto Ferrer-Véliz, Mc, PhD Línea de Investigación Ecosistemas Hidrográficos Correo-E: riotocuyo@intercable.net.ve Web: http://barquisimeto.intercable.net.ve/riotocuyo/Default.htm. Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A Enlaces para mas informaron del Río Tocuyo http://barquisimeto.intercable.net.ve/riotocuyo/Default.ht Información adicional en el Grupo RioTocuyo : http://mx.groups.yahoo.com/group/RioTocuyo Administrador: Francisco Lau - Correo-E:riotocuyo@intercable.net.ve