Reseña Historica de La Escuela "Pio Tamayo"

Por la Educadora Chiquinquirá Bello de Pacheco

 

La Escuela Pió Tamayo” es una de las primeras escuelas creadas en el Estado Lara.

En 1943 algunos grados funcionaban en hogares de la comunidad, donde maestros de esa época impartían la educación tradicional, enseñaban mucho, pero sobre todo la lectura era primordial, las matemáticas, ciencias e higiene, moral y cívica, geometría, historia y geografía de Venezuela, historia de América, historia y geografía universal.

Se respetaba mucho al maestro, pero los castigos eran muy fuertes.

Recuerdo que el maestro Panchito Santeliz daba clases a un grupo de niños en una casa propiedad de Don Juan José Arraez, igualmente daba clase Indalecio Herrera, la maestra Mercedes Marchan daba primer grado en la casa propiedad de Don Julio Graterol, la maestra Luisa Arraez de Sánchez daba el segundo grado en casa de Don Fernando Gomez. Las señoritas Luz Maria Sira Y Delfina Sira Impartían clases a los adultos por las tardes, se decía para entonces “ La Escuela de noche”, hoy educación de adultos e igualmente daba clases a los jóvenes, el maestro Miguel José Castillo.

A los pocos años los grados se concentraron en un viejo caserón denominado “ La Trilla ” donde tiempo atrás se trillaba el café, este lugar había sido propiedad de Don Paulino Paredes, que luego paso a manos de Don Cornelito Sánchez.

Era un caserón colonial muy amplio, con grandes salones y patios inmensos donde jugábamos en recreo, esta casa poseía una cocina grande con un fogón redondo de adobe, donde supuestamente se le cocinaba a los peones en el tiempo de la cosecha del café, allí dos señoras de la comunidad llamadas Rosa y Pastora Matute elaboraban riquísimos dulces criollos como el alfeñique, conservas, besitos y otros mas. Doña Juanita de Rodríguez de Arraez en horas de recreo llevaba un azafate lleno de dulces, cubiertas, dulces de leche y coco, para el deleite de todos los niños. La escuela era de doble turno, mañana y tarde, en el patio había un ring de carro amarrado con un mecate, a ese ring se daba con un pedazo de hierro y era la campana de la escuela que anunciaba la entrada, recreo y salida de clases, era tan sonora que se oían desde lejos.

La Escuela Federal Nacional “Pío Tamayo” reciña a los alumnos de la comunidad, y de los caseríos mas cercanos como la Unión , La Quinta , Las Playitas, El Copey, EL Carmen, San Miguel, San Pedro y otros.

Su primer Director fue Indalecio Herrera, después el Br. Diógenes Segura, luego Marco Antonio Ramírez, este ultimo era sumamente estricto con las actividades académicas, el buen funcionamiento, y la disciplina impartida dentro del plantel. El solía pasar por los salones y hacia preguntas a cada uno de los alumnos, estas preguntas eran acerca de la tabla de multiplicación y el alumno que no se la supiera lo llevaba a la dirección y le daba un regaño y unos buenos jalones de oreja, además cuando pasaba por los salones de grado superiores explicaba la Historia Universal de una manera muy dinámica e interesante.

Después vino Manuel Antonio Ramírez este director dejo un recuerdo imperecedero en la escuela, fue el creador del Himno a la Escuela , tanto la letra como la música; hoy día se canta con mucho amor en la institución.

Los primeros maestros fueron Maria Mercedes Parraga, Elena Riera, Flor Mora Delepiani, Mercedes Marchan, Eladio Yánez Cariño, Carmen Elena Ramírez, Jesús Alirio Morillo, Maria de Jesús Santeliz, José Oviedo, Defendente Valestrini, Heriberto Timaure, Rosevelia Salón Salas, Herminia de Pacheco, Petra de Pernalete, Irma de Gomez, Parra Febres, Minerva Maria de Quero, Josefina de Perozo, Omaira de Adán Carmen de Arcila y otras, y mis disculpas por los docentes que trabajaron en esa época que escapan en este momento de mi mente.

Se trabajaba los sábados media día con actividades especiales, exposición de periódico, murales de cada grado, ensayos para los actos cívicos y culturales programados para cada fecha, entrega de boletas y otros como la higiene del alumnado.

Los docentes y el director que eran viajeros se iban el sábado a medio día y regresaban el domingo debido a que las vías de comunicación eran sumamente escasas. Por esa institución han pasado cantidades de docentes que dieron parte de su juventud con mucho amor a la educación y que cumplieron cabalmente con las actividades académicas, culturales y sociales en la enseñanza y aprendizaje.

Se hacían actos culturales y veladas bellísimas, excursiones y siembra de árboles en el día del árbol, desfiles y charlas en la plaza en fechas patrias.

En el Gobierno del General Marcos Pérez Jiménez se construyo el local para la escuela en el campo deportivo donde jugaban béisbol los jóvenes de la época, allí estuvo la escuela por un tiempo.

El Gobierno de Rómulo Betancourt se construyo el edificio donde funciona la escuela, en los terrenos del viejo caserón de Paulino Paredes, la escuela tubo el honor de ser visitada por el presidente de la Republica de Venezuela, en ese entonces la directora era Minerva de Quero, docente excelente que dedico la mayor parte de su vida a esa institución, paz a sus restos.

El local que se construyo para la escuela en el Gobierno del General Marcos Pérez Jiménez duro años abandonado y al mucho tiempo funciono el primer año de humanidades del Liceo “Juan Antonio Rodríguez Domínguez” ahora fue remodelado y en el funciona el ciclo diversificado, 4to y 5to año.

La Escuela primero fue “Escuela Federal “Pío Tamayo”, después fue “Grupo Escolar Pío Tamayo”, y en los años 81-82 pasa a ser “Escuela Básica Experimental”, y hoy en día con preescolar y hasta 6to es “Unidad Educativa Pío Tamayo”.

Su primer Policía escolar fue Carlos Arraez Rodríguez, su primera maestra de preescolar Hayde Tamayo, su primer bedel fue Perucho Adán, después Manuel Maramara y Margarita Rojas de García.

Ojala que los organismos competentes se preocupen y oigan los pedimentos que están haciendo la nueva directora encargada , la Profesora Mercedes Mendoza, el personal docente, la comunidad y sobre todos los niños aguadenses para que la escuela sea reparada con urgencia, ya que se encuentra deteriorada debido a las inclemencias del tiempo, tiene filtraciones en el techo, debido a que los bajantes están tapados, esto también infiltra las paredes, sus baños están en mal estado, faltan aceras, vidrios a los ventanales y le urge un techado frente al teatro para las actividades culturales, deportivas y demás eventos que se programen en esta institución. Octubre 2006.

Reseña de Aguada Grande en el año 1941.

 

En Aguada Grande en el año 1941 funcionaban: una biblioteca publica y tenia tres estadios de béisbol con sus correspondientes equipos. Tenia un camion de volteo y un stok de herramientas para las obras publicas.

Tenia un puesto de socorro en la población que estaba muy bien surtido de medicinas provista por la junta de fomento cuya actividad es de las mas encomiables en todo el estado. "La junta de fomento ha logrado colocar a Aguada Grande en primera linea entre las poblaciones de avance; Aguada Grande cuenta con una planta electrica para el servicio publico y particular, un acueducto con sus correspondientes alcantarillas publicas y depositos, un mercado que funciona en un edificio bastante grande; una espaciosa casa de gobierno; plaza publica con aceras de ladrillos, bancos de mampostería y cercada de alambre liso con postadura de madera y una casa cural; Industrias: una alpargateria, varios telares para confeccionar sacos de cocuiza, advirtiendo que la producción de sacos abastece el municipio; una oficina telegrafica; una oficina de correos. Contando el municipio con 23 escuelas asi: seis nacionales seis estadales y 11 municipales;

Producción Anual: treinta mil sacos de café de 47 kilos.; maiz mas de 50000 sacos, caraotas 6000 mil sacos; manteca 2500 litros mensuales; unos tres mil huevos mensuales; cuenta con once haciendas de cañamelar; treinta negocios con capitales fuertes y se extienden los cultivos de yuca, bananos, algodón y frutos menores en verano".

 

Nombres de los Preceptores de Aguada Grande en 1941.

Señoras Lucila de Alvarez, Lucila de Coronel, Rogelio de Rendon Blanco, Concepción de Partidas y Ana Emilia Pacheco de Cordoba; señoritas: Luisa Margarita Querales, Luz Maria Sira, Delfina Sira, Mercedes Ananias Perez, Anselma Mendoza, Rosa Evelia Salon, Francisca Mosquera, Maria Rivero, Luisa Margarita Arraez y Leonor Chirinos; señores: Benjamín Paredes, Raul Rojas, Simon Rojas, Francisco Santeliz, Indalecio Herrera, Hernan Suarez y Amabilis Molleja.

Nombre de los comerciantes en este mismo año.

Comerciantes: Don Anibal Zabarce, Don Daniel Sanchez, Don Angel Santos Monasterios, Don Gregorio Gomez T, Don Fernando gomez T, Don Abigail Romero M, Don Felix Maria Diaz, Don Rafael Angel Arraez, Don Luis Sanchez, Don Sabas Arraez, Don Sebastián Diaz, Don Manuel Armas, Don Manuel Bello (Manuelito), Don Cornelio A Sanchez, Don Miguel Melendez, Don Tolentino Santeliz, Don Francisco Castro, Don Adrian Perozo, Don Rafael Torres Conde, Arístides Melendez sucesores, Don Sulpicio Melendez, Don Jesús Mendoza, Don Jesús Nieto, Don Moisés Alcala Torres, Don Andres Arquimides Alvarez, Don Romualdo Pacheco hijo, Don Antonio Nelo Zabarce, Don Pompilio Armas, Don Pedro Rafael Sanchez, Don Noe Sanchez, Don Ramon Rodríguez, Don Antonio Bellis, Don Rafael Pacheco, Don Luis Pacheco, Don Efraín Paredez, Don Eugenio Riera, Don Jose Nicolas Santeliz, Don Jose Maria Santeliz. Don Moisés Alvarez, Don Sulpicio Rodríguez, Y don Francisco Rodríguez.

Fotografias pendientes

El Nombre de la Escuela de Aguada Grande es el de un insigne combatiente tocuyano, que teniéndolo todo, ofrendo su vida a causa de la Libertad. A continuacion lea su Biografia.

 

Biografia de Jose Pio Tamayo

Escritor, poeta, comerciante, luchador social. Victima de la dictadura gomecista. Tamayo nació en El Tocuyo el 4 de Marzo de 1898, es el mayor de 11 hijos de una familia que se dedicaba al cultivo de la caña y al comercio, fueron sus padres José Antonio Tamayo Pérez y Sofía Rodríguez. Hizo escolaridad en su lar nativo, aprendió las primeras letras bajo la dirección de su tía la maestra tocuyana Juana Francisca Rodríguez. Continuó estudios en el liceo Bolívar y en el colegio La Concordia de El Tocuyo.

Desde muy joven muestra inclinación por las letras, ya a los 11 años se escapaba de la escuela para ir a la biblioteca de Bartolomé Losada a leer y descubrir otros horizontes.

En 1912, cuando solo cuenta con 14 años de edad, su padre se traslada a Barquisimeto, para inscribirlo en el Colegio “ La Salle ”. Allí funda una imprenta con el nombre de GIL-BLAS y alterna su tiempo realizando labores de tipografía con los hermanos Juan y Joaquín Falcón. En ese tiempo escribe artículos que publica en varios periódicos.

Al morir su padre, debe regresar a El Tocuyo para encargarse de la hacienda familiar. Allí abre un cinematógrafo, una línea de automóviles y el “Botiquín Júpiter”. Luego Intentó vanamente fundar un Gran Central Azucarero, que le ocasionó grandes pérdidas materiales a la familia.

Bardo de inspirado lirismo al lado de Roberto Montesinos funda la revista lírica "Renacimiento", luego con el mismo Montesinos y sus amigos Rafael Elías Rodríguez, los hermanos Losada, (Hedilio y Alcides), Jesús García, entre otros funda el centro cultural "El tonel de Diógenes". Escribe la novela "El dolor de los Granujas" cuyo contenido contra el orden establecido lo hace sospechoso ante el General Gómez. Todas estas actividades despertaron la suspicacia del gomecismo y el mensaje del presidente del Estado Lara, general Velasco fue claro: Pío debe salir de Venezuela o será detenido porque tiene ideas subversivas y comunistas.

Allí comienza su exilio-peregrinaje. Salió de El Tocuyo el 11 de julio de 1922. Pasó por Puerto Rico, donde funda la revista “Bohemia” y colabora en la revista "Puerto Rico y Gráfica". En julio de 1923 se traslada a Nueva York donde trabaja en una imprenta. Allí entra en contacto con grupos de oposición al gobierno del general Juan Vicente Gómez, colabora en el periódico Venezuela Libre que dirige Francisco Laguado Jaime, al mismo tiempo que escribe en la Revista Universitaria. Allí también se familiariza con los postulados del marxismo, y en septiembre del mismo año, emigra hacia La Habana. participa en la fundación del Partido Comunista Cubano, así como en la formación de un grupo venezolano de lucha contra Gómez, de matiz socialista. En mayo de 1924, viaja a Barranquilla, donde funda la organización revolucionaria marxista Unión Obrera Venezolana.

En septiembre de 1925 acude a Panamá como delegado a un congreso de estudiantes bolivarianos y participa como organizador y dirigente de una huelga de inquilinos desarrollada allí en septiembre del mismo año. Es detenido y enviado a Colón en calidad de prisionero, luego expulsado, junto con otros dirigentes extranjeros de la huelga. Viaja a Guatemala de donde sale expulsado, casi inmediatamente, por el gobierno del presidente José María Orellana. De allí pasa El Salvador. Y tras muchas dificultades y peripecias En diciembre de 1925, llega San José de Costa Rica; colabora en la revista Siluetas de la cual llega a ser director y en los periódicos Avispas y Nueva Prensa, donde permanece hasta su regreso a Venezuela, en octubre de 1926, aprovechando una “amnistía” concedida por Juan Vicente Gómez.

Aparece en Caracas en diciembre de 1927 y se incorpora al plantel de la revista Élite; colabora también en el diario Mundial, allí   continúa sus actividades políticas, periodísticas y literarias. Su experiencia como itinerante le sirvió a Pío para afianzar su formación revolucionaria y establecer contactos con las luchas populares planteadas a lo largo del continente.

Pío se instala en Barquisimeto y viaja a Caracas a operarse de la sinusitis que lo aquejaba y a participar en la Semana del Estudiante. El año 1927,  realiza  actividades clandestinas. Y en febrero de 1928, participa  en la coronación de Beatriz I, Reina de los Estudiantes, en el Teatro Municipal de Caracas, acto en el cual  lee su Homenaje y demanda del Indio , documento que hemos considerado el Primer Manifiesto Antigomecista, que culminaba con una invocación a reconquistar la libertad perdida. 

Es detenido el 13 de marzo y enviado, junto con otros dirigentes estudiantiles, al castillo de Puerto Cabello; por encima de la represión reinante funda la ‘Carpa Roja'. Escuela de Idealidad Avanzada, y dicta para sus compañeros de cautiverio clases de formación política y los inicia en la filosofía marxista del materialismo histórico, ; entre sus alumnos, estaban entre otros, Jóvito Villalba, Miguel Otero Silva, Fernando Key Sánchez, Miguel Acosta Saignes, Rodolfo Quintero, Kotepa Delgado, Iván Darío Maldonado, Angel “ La Bruja ” Márquez, Juan Bautista Fuenmayor, Rómulo Betancourt etc.

En esta Escuela, ( La Carpa Roja ) se echan las bases  para la creación del movimiento  comunista en el país que Tamayo entendió en la perspectiva de una Idealidad Avanzada que hasta el presente no ha sido desarrollada. Sus alumnos saldrían del castillo a fundar el Partido Comunista de Venezuela,
“Leniniano” de cómo entender el marxismo, Pío era profundamente progresista y humanista.

Su prisión dura seis años, materialmente hasta su extinción física. Durante su detención en el castillo, se le agudiza una sinusitis crónica y contrae una grave enfermedad pulmonar.  

Es  entregado a sus familiares el 15 de diciembre de 1934, cuando se tiene seguridad de su imposible curación. Sin embargo, sobrevive diez meses. Muere en el barrio Namur, Barquisimeto el 5 de Octubre de 1935  

Pío Tamayo puede ser considerado entre los pioneros del movimiento literario vanguardista, se le puede considerar también como precursor de las doctrinas marxistas en Venezuela. Su obra, dispersa en periódicos y revistas, ha sido parcialmente recogida en antología. Una cátedra libre de la Universidad Central de Venezuela, fundada en 1983 para el estudio de la historia de las ideas políticas en Venezuela, lleva su nombre.

Trazó las grandes líneas para una nueva concepción de la historia, la educación, el arte, la vida misma. Acusó el grado de complicidad y comprendió que cuando un país llega al horror del gomecismo, todos tenemos responsabilidad. Al reingresar a Venezuela su misión revolucionaria era organizar un movimiento capaz de derrocar al tirano. Pronto se dio cuenta que no había condiciones para impulsar verdaderos cambios, sino una lucha entre aspirantes a caudillos.

De allí su sacrificio de febrero de 1928. Ante la imposibilidad de avanzar colectivamente en las tareas de futuro, dejó su lección individual, en espera de un despertar que aún hoy no ha llegado. Sus trabajos, cartas, documentos son el testimonio de esta batalla. Un combate por la vida, la justicia, la belleza y el amor.

En recuerdo de su memoria su nombre se ha inmortalizado en numerosos e incontables sitios e instituciones del país.

En lo que respecta al Municipio Urdaneta y muy especialmente en Aguada Grande, La Unidad Educativa “Pío Tamayo”, lleva el honroso nombre de este combatiente que teniéndolo todo, ofrendo su vida a causa de la Libertad.

Bibliografía: Educadora Chiquinquirá Bello de Pacheco en Aguada Grande Octubre 2006. http://www.monografias.com/trabajos15/biografias-lara.http://poesia.org.ve/poeta.php.Jose Vicente Pepper y A traves de Lara.